martes, enero 06, 2009

Como antes.

Pero si todavía quedaran fuerzas para cargar con esa cruz en estos días que saben a nada, me daría una vuelta por esos lugares melancólicos de los que siempre me alimento, por mi total y torcida adicción a la tristeza, y así pensaría otra vez como antes, aunque fuera por un instante y si así pudiera, seria al menos perfecto para mi.