jueves, septiembre 20, 2007

Escrito Prestado.

Hace un tiempo atrás leí un escrito de mi hermano que me gusto mucho y me gustaría enseñárselos en este post a ver que tal les parece. Sus blogs están linkeados en el mio:


Muestrale al sol tu ira

Ganarse la vida es perderla
Ganarse la vida esperderla (Lado B)

ELVIS ESTA VIVO

Miro a Elvis en la tele, la clásica cortina musical da el comienzo al show. Imagino que los aplausos son adictivos, algo tan simple como el contacto de las manos con alegría y admiración pueden ser la perdición, y esta claro, que es mejor recibir golpecitos en la espalda que unas buenas y merecidas patadas en el culo. Menos mal que no recibo aplausos, ni salgo a un escenario. No quiero que me vean gordo y viejo, no tiene que ver con la superficialidad, ni la banalidad del cuerpo, ni de la edad, aún soy joven. Tan aprendiz y tan sabio como siempre, neófito y erudito de las letras, escribo esto desde la experiencia, pero nunca he recibido aplausos, y no quiero escuchar que alguien me diga hasta donde podría haber llegado. Ahora anuncian la fecha de la muerte de Elvis, y afirman los mitos en torno al héroe, el rey, el ícono. Yo nunca he recibido aplausos, ni gritos, nunca he dado un autógrafo, nunca he perdido de esa forma, nunca he ganado en otras. El azar es un juego mágico y es por arte de magia que ocurren ciertas cosas, pero no creo que la magia sea un arte, sólo creo en el arte como expresión, que en su totalidad es sinónimo de vida, y no creo en la magia porque a menudo resulta un ejercicio barato de engaño. No se si soy mago o artista, pero estudie para ambos en las cátedras de la vida, y como dije antes, nunca he perdido de esa forma, aunque las formas cambian y se adaptan, al menos eso espero, acá sentado en mi cama con una botella de cerveza a un costado.

miércoles, septiembre 19, 2007

Casi nada que contar.

Tras lo ultimo, casi nada que contar. Últimamente no busco nada más que aplacar el cansancio que me aqueja. Los libros que hace un tiempo leía con placer y devoción religiosa, han quedado relegados a un segundo plano, ahora solo me dedico a comprarlos y a mirarlos, saboreando aun las palabras que se incrustaron alguna vez en mi memoria. Todo eso me tiene confundido, lo único que en verdad me gusta hacer es lanzar palabras, retenerlas en la memoria y vomitar mi propia mierda, pero de un tiempo a esta parte parece que ni eso puedo hacer, malgasto el poco tiempo que me va quedando en banalidades que no me llenan en lo absoluto. Pretendo pensar que es solo un momento, que vendrán días mejores en donde pueda volver a los lejanos quehaceres que me mantenían vivo. Ahora solo resta esperar a ver que pasa. Aunque se que esperar sin esforzarse en torcer todo esto no me llevara a ningún lugar y mi intención siempre ha sido avanzar, dar rienda suelta a las emociones que me sobrevienen he intentar con eso crear algo aunque tan solo me satisfaga a mi.