domingo, julio 22, 2007

La música que más me gusta siempre ha sonado a nostalgia, a momentos nunca vividos, a sueños destrozados. Son esos sonidos los que me emocionan, los que me hacen vibrar. Y cuando camino por las calles o viajo en el metro, trato de sentir cada nota que resuena en mis oídos y que he hecho rodar voluntariamente en mi reproductor de música, que es en parte o mejor dicho, mi propia rutina de sanidad personal, algo que posteriormente quiero dejar plasmado en un libro de autoayuda con el titulo de “Las diez maneras de desentenderme de la realidad y rozar con el codo la felicidad.”

3 Comments:

Blogger lagave said...

Me suena familiar todo lo que dices sobre la música, aunque a veces mi instinto de supervivencia me hace saltar y gozar con cositas como "Satisfaction" de los Rolling, o algo de Led Zeppelin, o tribal de algún dj italiano.
Tengo interés en eso de las diez mil maneras de desentenderse de la realidad y rozar con el codo la felicidad.Date prisita en escribirlo, que me dé tiempo a leerlo, a ver si me aprovecha algo...... Besitos

1:33 p. m.  
Blogger Raul said...

Viejo... saludos y abrazos.
Cambia mi link weon!!!!! WWW.raul-poblete.blogspot.com
Existen fraces que rozan la genialidad en tus confeciones, sin embargo... como se que eres un idiota, tengo la idea que estas rosando con el codo y con la mano el culo de la felicidad.
Suerte hermano.

6:38 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Como vai viejo, bueno suena algo atrayente el titulo de ese libro ojala lo logres escribir, he leido un poco de lo que has creado y no me parece tan malo un tanto mamon pero bueno en fin nadie es perfecto.

Cariños y abrazo

6:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home