martes, enero 09, 2007

Uno más.

No se lo que le habrá sucedido a aquel vagabundo, pero hace meses que no lo veo rondar por aquel lugar, nuca supe ni sabré jamás, que llevo a este hombre a la total derrota, a la total desesperación, pienso, en las tardes durante las cuales mato el tiempo leyendo sentado en la misma banca de siempre, que a veces creía, una idea loca por lo demás, era la misma que él utilizaba de lecho para sus adoloridos huesos, ¿Dónde estará? ahora que las noches son frías y las nubes destilan tristeza, el alcohol de los melancólicos como yo.