miércoles, julio 05, 2006

Envuelto en niebla.


Hoy el día esta frío. La lluvia se acumulada en las calles y en las veredas. Todo esta tan gris. Todo es tan vano. Supongo que el gris soy yo. Tengo una barba de semanas, crece dispareja y en muy poca cantidad, que pienso cortar algún día de estos cuando el teléfono suene por alguna entrevista. Miro a mi alrededor y nada parece tener sentido. He escuchado que uno debe encontrarle y darle significado a la vida, lo he oído miles de veces y aun así no me convenzo, pienso que eso es forzar las cosas para que encajen, yo solo quiero que las cosas encajen por si solas. Y pienso que esto a veces no es algo demasiado malo. Se que muchos se sentirán así después de toda una vida. Un pensamiento premonitorio de vacuidad a los 20, me da ventaja sobre muchos. Y me acuerdo de lo que decía Cioran, que él sabia los mismo a los 20 que a los 60 solo que le llevo 40 años comprobarlo. Quizá yo tengo el mismo tiempo o tal vez menos. De todas formas, por ahora nada parece tener sentido. La música suena en mi laptop y yo casi no presto atención. Todo me parece envuelto en un sueño. En una nebulosa pegajosa y persistente que se adhiere a todo.